Julia Vipsania Agripina, madre de Calígula. Es la forma femenina del nombre Agripa, de origen etrusco, pueblo de la antigüedad cuyo núcleo geográfico fue la Toscana (Italia).

Proviene del latín de la palabra Agrippinus, en un claro referente a la familia de Agripa. Su significado es “nacida o creada con dificultad”.

Agripina comprendió la importancia de darse a conocer a la gente, por eso fue la primera mujer en la historia que hizo esculpir su efigie en las monedas de la época. Su notoriedad la llevó a dominar el Imperio Romano, el más poderoso de la tierra conocida hasta entonces.