El viaje de la Doctora M

CONTACTO:

966 146 016

hello@dinamicbrain.com

www.dinamicbrain.com

 

SINOPSIS:

Con el fin de conectar Desert City con la gente, así como generar afinidad de marca, para ello desarrollamos una estrategia de Branded Content. Un storytelling que narra las aventuras de la Doctora M a través de los distintos desiertos del mundo, un viaje que pretende transportar al público hasta desiertos remotos y conocer junto a la Doctora M las peculiaridades y secretos de las plantas xerofíticas.

A lo largo de su viaje, la Doctora M conoce a nativos de los desiertos, expertos que le muestran el conocimiento y le otorgan la sabiduría que busca sobre las xerofíticas para trasladar y aplicar en Desert City.  Esta narración pretende crear afinidad y crear empatía con aquellos apasionados de las plantas suculentas y xerofíticas, guiándolos hasta un nuevo horizonte llamado Desert City.

“La Doctora M investigaba sobre su gran pasión, que le había convertido en una experta en la misma: las plantas xerofíticas. Pero sabía que para llegar al fondo de su pasión necesitaba conocer los hábitats originarios de estas plantas. Sin dudarlo, decidió dejar todo atrás e iniciar la que sería la aventura que cambiaría su vida.

La Doctora M aterrizó en Ulan Bator. “Has hecho un largo viaje Doctora M”, comentó el su amigo sabio mongol, y añadió: “Si quieres saber cómo es posible que las xerofíticas puedan vivir en uno de los desiertos con temperaturas más bajas y con vientos constantes, estás en el sitio indicado... El desierto de Gobi”.

La Doctora M planificó su viaje a Australia, aunque la búsqueda del aborigen Yani solo podía conducirle a un lugar de mágicos atardeceres rojizos: Uluru. En su parada, la Doctora M aprendió una sabia lección “los parajes más áridos, pueden sorprender con una belleza inédita y sus plantas pueden ayudar a las personas usándose como medicinas, ropa y herramientas”.

La Doctora M viajó a Oriente Medio para encontrarse con desiertos de características muy diferentes entre sí. Para sobrevivir al calor, los habitantes de los desiertos de Jordania cubren su cuerpo, de esta forma evitan deshidratarse, se adaptan como las xerofíticas.

Los paisajes de África eran tan bellos como abrumadores, pensó la Doctora M mientras descubría la sabana. De fisonomía esbelta y facciones finas, un atractivo líder de la tribu llamado William se acercó a la Doctora y le habló de su forma de vida, su cultura, la sabiduría y el conocimiento transmitidos de generación en generación.

Su vuelta al mundo en busca del conocimiento llevó a la Doctora M hasta Norte América. El vaquero conocía en profundidad las técnicas aplicadas para seguir rastros y encontrar agua en el desierto, conocimiento que le había sido transmitido por sus antepasados.  Además,  era un experto en muchos géneros  de  cactáceas y otras plantas suculentas, tan abundantes en la zona.

La Doctora M visitó su último destino: el desierto de Atacama. Uno de los más áridos del planeta. Se encontraba entre las fronteras de Ecuador, Bolivia y Chile. No le hacía falta preguntar, la estaba esperando y sabía qué buscaba. El chamán puso su mano sobre la mano de ella y le sonrió, mientras le preguntaba si estaba preparada para finalizar su viaje.

El viaje de la Doctora M había terminado y cuando regresó a Madrid volvió con el conocimiento que aquellos seis expertos, de distintas zonas del mundo, le habían dado. Un conocimiento que estaba lista para compartir en Desert CITY.”

URL: www.visitdesertcity.es