Ambient PTS

PTS 

OPORTUNIDAD 

El nuevo Hospital Universitario del Parque Tecnológico de la Salud de Granada era un edifico enorme y sin alma. 

Sus amplias dimensiones y su complejidad espacial producían espacios deshumanizados provocaban desorientación en los visitantes.

Hacer más amables y menos fríos los espacios era necesidad del cliente.

La oportunidad la interpretamos como la posibilidad de transformar la percepción de los espacios de forma que no solo humanizaran el hospital, sino que la circulación por su interior fuese más relajada y se  “acompañase” al visitante en los trayectos. 

ESTRATEGIA 

El programa de usos de un hospital es extremadamente complejo, y las normativas de tamaños para los pasillos y deambulatorios muy exigentes. 

¿Como podríamos humanizar grandes espacios sin entrar en conflicto con las normas de uso?

¿Como podríamos influir en el visitante de forma que hiciésemos menos estresante el recorrido por el interior del Hospital? 

Optamos por una actuación muy poco invasiva del espacio disponible, pero muy notoria en cuanto a su percepción visual y asociaciones mentales. 

PROPUESTA 

Actuamos exclusivamente sobre las paredes del hospital para no interferir con los usos espaciales. 

La actuación atendía a tres parámetros: color-terapia, asociaciones con la naturaleza, e iconografía médica.                     

A cada planta  se el adjudicó un color en los grandes frontales de los halls de distribución de cada planta. Sobre esos testeros se desarrollaron grandes murales del mismo color pero en distintos tonos, con formas fluidas y orgánicas, con alusiones fotográficas a temas de la naturaleza, en los que insertamos iconos representativos de las especialidades que se atienden en cada planta. 

En ubicaciones clave, en las paredes de salida frente a los ascensores, y en determinados  puntos de  los pasillos de acceso a las especialidades, situamos murales de menor tamaño que eran secciones del mural principal, dejando solo los iconos de las especialidades que se podían encontrar desde ese punto en adelante. 

Cuando el visitante se acercaba a la puerta de una especialidad se ubicaba solamente el icono de la especialidad correspondiente. 

De esta forma el visitante percibía de una manera infusa que iba por el camino  correcto, y además se proporcionaban elementos de “escapismo” mediante composiciones llamativas desarrolladas según los principios de la color-terapia y con alusiones a elementos de la naturaleza.