19.02.2017

Tres sencillos pasos para desarrollar tu talento

Siguiendo el ejemplo de personas exitosas, puedes preparar un proyecto de vida que te lleve a donde quieres estar. Piensa en grande y apunta al reconocimiento que puedes recibir de otras personas enfocándote en tus metas. Debes tener claro qué es lo que quieres lograr y las maneras en las que lo llevarás a cabo.

Tienes muchas oportunidades dependiendo de cuáles son tus intereses. Puedes ser un escritor, una estrella de la música, un artista. Todo lo puedes lograr si tienes la suficiente disciplina y determinación. Recuerda que el tiempo es un aliado importante y que no lo debes desperdiciar. El tiempo que se pierde jamás se recupera.

No dejes a un lado cualquier oportunidad que se te presente para exponer y desarrollar tu talento. Desde pequeñas oportunidades en pequeños proyectos hasta oportunidades que solo ocurren una vez en la vida como participar en un congreso. Sigue las siguientes recomendaciones y cambia tu manera de ver las cosas:

1. Aprende a identificar tus talentos

No tiene que ser solo uno, pero sí puedes enfocarte en tu talento principal. Si sabes en qué eres bueno y conoces las cosas que puedes hacer bien, sigue perfeccionándolas hasta llegar a un nivel experto. Al llegar a este punto puedes ayudar a otros. Una manera de proyectarte y que otros comiencen a conocerte es preparar material para ser difundido en la web.

Cuando exista algo que te apasione pero no tengas las suficientes habilidades y destrezas en el área, estudia y practica hasta que lo puedas hacer. Si tienes la voluntad de lograrlo las cosas fluirán más fácilmente. No dejes que un obstáculo te separe del camino y mantente siempre con la mirada en alto.           

Al identificar algo que podamos hacer bien y además lo disfrutemos, nos sentiremos motivados y entusiasmados de dar lo mejor de nosotros mismos. Se trata principalmente de determinación y de otros factores como la capacidad que tengamos para dedicarnos a alguna tarea.

Nuestra vocación nos impulsará a tomar las riendas y a querer destacarnos entre los demás. Se trata de la actitud con la que asumimos los retos. Cuando se nos presente una oportunidad de demostrar nuestras virtudes, no la desaprovechemos y esforcémonos en ofrecer todo de nosotros mismos.         

Si ya sabemos lo que debemos hacer y comenzamos a hacerlo, estamos marcando nuestro punto de partida y  llegada. De esta manera será más fácil aprovechar nuestro talento y podremos posicionarnos entre los mejores. Incluso puedes leer libros de autoayuda y aprovechar su contenido.   

2. Supera los obstáculos en el camino

En vista de que en todos los caminos hay obstáculos, nuestra actitud será crucial en nuestro camino hacia el éxito. No debemos limitarnos a nosotros mismos si alguna cosa no nos sale bien a la primera. Debemos volverlo a intentar y demostrarnos que somos capaces de lograr lo que nos proponemos. 

Cuando va más allá de nosotros mismos y dependa de la aprobación de otras personas, la clave está en no dejar de confiar en nosotros. Nadie podrá creer en ti si tú no lo haces. Ten seguridad en ti mismo y demuéstrale a los demás de qué estás hecho y de que eres capaz. No te dejes oprimir.  

3. Encuentra tu pasión y vocación         

Para ser una persona apasionada y comprometida con el éxito debes reconocer tus virtudes para encontrar tu vocación. Identifica tus habilidades y trabaja en función de estas. Busca el apoyo de otras personas o grupos que puedan darte una retroalimentación de tus acciones. A veces es necesario observar las cosas desde la perspectiva de otras personas para así poder determinar cuáles son las fallas y corregirlas a tiempo.

Mantente motivado y con los objetivos bien claros. Es normal sentir miedo, pero recuerda que este está solo en nuestras mentes y que podemos superarlo. No dejes que este te gane y ve siempre un paso más adelante. Concéntrate en los aspectos positivos y repítelos mientras sigan siendo exitosos. 

Al momento de tomar decisiones debemos asegurarnos de no estar cometiendo algún error. Es por esto que debemos evaluar la situación desde todos los aspectos e identificar los pros y los contras. Si son más los beneficios y podemos encontrar una solución para los aspectos que no están definidos, podemos trabajar para mejorarlos.


Exígete a ti mismo más de lo que quieres dar. Mantente firme en tus convicciones  y ponte manos a la obra. Aprovecha todos los recursos que tienes a tu disposición y no los desperdicies. Busca las historias de éxito de personas que han luchado por sus sueños y aprende cómo lo hicieron.

No es necesario que te aísles del mundo ni que no tengas momentos para entretenerte, pero tu disciplina debe ser bastante estricta. Recuerda descansar lo suficiente para que tu mente y tu cerebro puedan procesar toda la información y esta fluya de una mejor manera.

El éxito depende del compromiso y la constancia que mantengas. Alcanzar las metas puede ser fácil si tienes claro cada paso a seguir. Recuerda que el tiempo es oro y debes aprovechar cada minuto.

Descripción del autor: Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

Twitter: @edigomben

Tu comentario

Dejar este campo en blanco (anti spam):

Los comentarios no serán visualizados hasta que no sean comprobados por el administrador del blog.

Cerrar