11.09.2016

SAPRISTI

Tiene sus cosas, como todas las familias, pero está muy bien avenida. Tiene unos padres formados en diferentes ámbitos y filosofías. Y sin embargo (o quizás por eso) se complementan, se compensan y forman un equipo perfecto. Además, a su alrededor revolotean hijos díscolos y sobrinos viajeros en que van y vienen dependiendo de las necesidades de cada trabajo.

Eso les permite renovarse constantemente, dar a cada campaña la personalidad que requiere y les proporciona la flexibilidad, independencia y rentabilidad que imponen los tiempos que corren.

Tu comentario

Dejar este campo en blanco (anti spam):

Los comentarios no serán visualizados hasta que no sean comprobados por el administrador del blog.

Cerrar