08.01.2016

Quieren que se restrinja la publicidad en las TV de pago

Las televisiones privadas han roto su silencio después de las elecciones generales para exigir algunos cambios legales que les permitan hacer más rentables sus negocios. Su patronal, UTECA, ha pedido al futuro Gobierno que limite la emisión de publicidad a operadores de pago como Movistar, Vodafone y Orange, y que mantenga RTVE libre de anuncios. También ha apostado por cambiar la Ley Audiovisual para aumentar los privilegios de los propietarios de licencias de emisión.

Las televisiones privadas han vuelto a lanzar algunos dardos envenenados hacia el Palacio de La Moncloa, pese a que sus inquilinos se encuentran en situación de interinidad y no está claro quiénes lo morarán durante los próximos cuatro años. La patronal que agrupa a las empresas con licencia de TDT, UTECA, ha expresado la necesidad de que el próximo Gobierno de España modifique la ley para restringir la emisión de publicidad en los canales de pago de Movistar, Orange y Vodafone. Desde su punto de vista, el hecho de que estas plataformas puedan ofrecer más de 12 minutos de anuncios por hora, al contrario que las cadenas de Atresmedia y Mediaset, supone una discriminación que debe ser corregida si no se quiere dañar a un sector que, recuerdan, mueve en España 5.500 millones de euros al año.

La pujanza del negocio de la televisión de pago, que ya reúne a más de 5,5 millones de abonados, y la llegada a España de plataformas que emiten por internet, como Netflix, justifica una actualización de la Ley General Audiovisual, aprobada en 2010 con un mercado "muy distinto al actual", según ha detallado el presidente del lobby de las cadenas privadas, Andrés Armas. Entre las novedades que, a su juicio, debería incluir esta normativa se encuentra la de poner coto a la emisión de publicidad en estos canales, algo que considera fundamental para garantizar la igualdad competitiva en el sector audiovisual.

No hay que olvidar que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) abrió varios expedientes e interpuso varias multas durante 2015 a Atresmedia y Mediaset por exceder los 12 minutos "de mensajes publicitarios por hora de reloj" que tienen derecho a ofrecer, por ley. La última sanción, hecha pública el 25 de noviembre, obligaba a la compañía dirigida por Paolo Vasile a pagar 812.140 euros por incumplir esta normativa.

Desde el punto de vista de UTECA, el próximo gobierno debería definir de una mejor forma este punto y "establecer un régimen de incompatibilidades entre la financiación mediante publicidad" de las televisiones de pago y su obtención de ingresos mediante los "presupuestos públicos o las cuotas de suscripción". Es decir, lo que quiere es que Movistar, Orange o Vodafone tengan más limitaciones que actualmente para contratar publicidad, lo que, en teoría, beneficiaría a Atresmedia y Mediaset, dos empresas que se reparten actualmente el 85% de los ingresos de la TDT por este concepto.

Fuente: Vozpópuli

 

 

Tu comentario

Dejar este campo en blanco (anti spam):

Los comentarios no serán visualizados hasta que no sean comprobados por el administrador del blog.

Cerrar