23.03.2018

Publicidad tradicional vs. Publicidad 2.0

No solo basta con tener una buena marca para ser exitoso, pues resulta indispensable que nuestros productos o servicios sean conocidos a fin de poder ser lo suficientemente atractivos para poder ser reconocidos y luchar por una buena posición en el mercado.

Cuando pensamos en cuáles son los métodos más efectivos para lograr gozar de la aceptación de los consumidores, evidentemente pensamos en la publicidad, pues es el vehículo que permite mostrar lo que ofrecemos y potenciarlo para lograr impactar al mercado.

Sin embargo, hasta hace algún tiempo resultaba muy fácil seleccionar cuales eran las mejores herramientas publicitarias para ofertar nuestra marca, es decir, medios tradicionales como la tv, la radio, prensa escrita, revistas y avisos exteriores.

Hoy el abanico de opciones es mucho mayor, pues se han integrado las redes sociales, esto debido que son herramientas que funcionan como generadores de contenidos para usuarios de todo el planeta que permanecen conectados 24/7 a través de sus dispositivos móviles.

 

La lucha

Situémonos en un ring de boxeo, suena la campana y dos pesos pesados se enfrentan por el título del mejor en la publicidad. Los contrincantes son la publicidad tradicional versus la publicidad 2.0, cada uno pone a prueba sus mejores técnicas y con cada golpe buscan ganar la supremacía.

En base a su tiempo de existencia y experiencia, pudiéramos representar al "boxeador" tradicional como un poco viejo, algo lento, mas sin embargo muy poderoso y sobretodo sabio. En la otra esquina el "peleador" 2.0 es joven, intrépido, musculoso pero novato.

La pelea promete ser reñida, pues cada uno tiene consigo herramientas que les dan ventaja en el competitivo ring del marketing. Además cada uno cuenta con un nutrido número de seguidores que les alientan en cada paso dado por quedarse con el codiciado titulo.

La pelea se completara en tres asaltos y a continuación destacaremos los mejores golpes de cada luchador:

 

  1. Publicidad tradicional

Es un fornido contrincante con más de un siglo de existencia, que pese a su avanzada edad sigue bien posicionado y propina duros golpes a sus rivales.

Reúne la efectividad de los medios de comunicación más poderosos, para transmitir mensajes que se hagan parte de la cotidianeidad del espectador, ofreciendo toda la información necesaria para que los receptores sean capaces de pensar en una marca particular, sin importar cuantas más existan.

Cada golpe que propina, es certero, pues pese a que sus movimientos se han hecho algo lentos con el pasar de las décadas, aún son muchísimos los que siguen respetando y obedeciendo su jerarquía.

 

  1. Publicidad 2.0

Este joven boxeador se caracteriza por su agilidad, astucia y desplazamientos en el cuadrilátero. Además goza de una popularidad inmensa ganada en su poco de tiempo de existencia, pues tiene la particularidad de relacionarse directamente con los usuarios.

Lanza potentes golpes cargados de mensajes con los que muchos se identifican, pues su plan de ataque esta segmentado a los intereses de cada quien. Siendo esa su principal ventaja, la capacidad de interactuar y de allí obtener la información necesaria para determinar sus hábitos de consumo.

 

  1. Tercer Round

Luego de dos rounds intensos, cada uno luchó por imponerse sobre el otro, sin embargo pudiéramos decir que entre golpe y golpe, la pelea se hace más intensa pero sin lograr ventajas sustanciales que permitan derrotar de forma definitiva al oponente.

Esto obedece a que de momento las estrategias de marketing utilizadas por ambas formas de publicidad, funcionan correctamente, no obstante el "boxeador" de la era 2.0 se mueve muy bien y cada vez le cuesta más al "peleador" tradicional soportar los golpes.

 

Empate técnico

En este combate de momento no hay ganador, pero cabe destacar que cada vez son más las marcas que toman las nuevas tecnologías como herramienta para promocionar sus productos o servicios, pues son de bajo costo y ofrecen grandes resultados, gracias a su cercanía con los usuarios.

Por lo pronto, la estrategia más recomendable es conjugar ambas herramientas publicitarias para conseguir penetrar a los consumidores por todos los flancos posibles, atacando a los grupos demográficos de interés, mediante una verdadera campaña integral.

De esta forma estaremos mucho más cerca de alcanzar el tan buscado y merecido éxito, gracias al trabajo conjunto de los medios de comunicación tradicionales y las maravillas surgidas del internet y la telefonía móvil.

Edith Gómez
Editora - 
gananci.com

Tu comentario

Dejar este campo en blanco (anti spam):

Los comentarios no serán visualizados hasta que no sean comprobados por el administrador del blog.

Cerrar